Precisión de aterrizaje

El equipo estandar para la modalidad de salto de Precisión en el Aterrizaje, consta de:

  • Chichonera
  • Altímetro
  • Guantes
  • Gafas de salto

Dentro de los lanzamientos en los que es necesaria una exacta precisión en el aterrizaje (competiciones de precisión y exhibiciones), se utilizan paracaídas con atalajes modelo "atom axis" de Parachute de France, que presentan gran ergonomía, adaptabilidad y comodidad.

Las campanas de la marca Jalabert Parafoil, o más comúnmente conocidas por Foil, de North American Aerodynamics.

Existen diferentes superficies de campana que configuran dependiendo del peso de cada paracaidista, las máximas prestaciones e incluso similares caracteristicas de descenso.

Actualmente utilizamos con Foil de 252, 282 y 302 y Parafoil 2000 de 280 y 290 pies respectivamente.

La principal característica en un paracaidas utilizado en un salto de precisión es la capacidad de descenso prácticamente en vertical, sin necesidad de tener ningún tipo de avance para su sustentación, lo cual los hace idóneos para su empleo.

En cuanto su atalaje, como ya se menciono anteriormente, se trata de un atom axis, de parachute de france. Atalajes que destacan por su gran ergonomía, adaptabilidad y comodidad.

Prueba en la que un competidor individual o en equipo (5 saltadores) efectuando un lanzamiento desde una altura de 1.100 metros intentan aterrizar en, o tan cerca como sea posible del centro de un disco electrónico de 16 centímetros de diámetro con una superficie central de 2 centímetros de diámetro que marca el ansiado 'cero'.

La experiencia y actitud en esta prueba solo se consigue cumpliendo un mínimo de lanzamientos, los cuales oscilan entre una media de 300 lanzamientos anuales de cada paracaidista; además de una exigencia en la concentración hacia la aproximación al punto de impacto.

Para llevarlo a cabo, es necesario un entrenamiento diario en el que también se realiza un entrenamiento en tierra, el llamado 'entrenamiento en seco'.

Muchos son los condicionantes a los que deberá enfrentarse en cada salto y que tendrá en su contra.

Tensión, estrés o incluso el temor al fracaso le harán que el trabajo de aproximación y precisión sea aún más complicado pero un buen entrenamiento y sobre todo el interés de la persona facilitarán poder controlarlos.

Cada salto de entrenamiento es como realizar un salto en competición, condicionando que el competidor finalice la jornada no solo con cansancio físico sino también psíquico. Destacar que 'un salto equivale a ocho horas de trabajo'.

Para realizar esta prueba es necesario contar con un sistema de precisión el cual consta de una colchoneta circular, 'manta', disco electrónico y marcador digital, que mostrará la puntuación de cada saltador.

La puntuación se realiza con el primer contacto del cuerpo sobre el disco eléctronico.

El contacto sobre el centro de la diana sería la mejor marca "cero", penalizando de centímetro en centímetro según nos alejemos desde él hasta llegar a una puntuación máxima de 16 cm, 17 cm si el primer contacto se realiza sobre la manta; 18 cm, contacto sobre la colchoneta y 19 cm para el saltador que no consiga realizar su primer contacto sobre este sistema de precisión, aterrizado en las proximidades de la zona de salto.

La competición por equipos consta de un total de 10 lanzamientos, obteniendo el resultado en cada salto mediante la suma de las puntuaciones de cada saltador y siendo el equipo campeón el que sumando el total de estos lanzamientos obtenga menos centímetros.

La clasificación individual se obtiene de los 8 primeros lanzamientos, siendo el campeón el que obtenga la menor puntuación en el total de la suma de los ocho lanzamientos.

Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire