Formaciones en caída libre

El equipo estandar para la modalidad de Formaciones en Caída Libre, consta de:

  • Casco
  • Altímetro
  • Ditter o altímetro audible
  • Cinturón de plomo

Para la prueba de formación en caída libre, son dos los tipos de monos que se utilizan.

Por un lado tenemos el mono de los miembros del equipo que se dedican a hacer el trabajo propiamente dicho de vuelo en formación, su diseño aerodinámico influye especialmente en el comportamiento del vuelo del saltador.

Por otro lado, en los monos de competición las mangas de carácter impermeable y elástico permite mayor movilidad y rapidez en los movimientos de los brazos.

La parte delantera del mono, pecho, cintura, llegando hasta las rodillas van ceñidas al saltador para favorecer y aumentar la tasa de caída Las rodillas llevan refuerzos para evitar lesiones.

La parte restante, desde la rodilla hasta la puntera, forman el bootie, un alojamiento de aire formado por la cordura dando lugar a un tipo de tobera que permite mayor movilidad, rapidez de arranque y parada, impulsarse y estabilizar los giros.

Crossfire 99, 1O9 Y 119 Y Safire 139, 149.

Para conseguir rapidez en los movimientos y para ejecutar el trabajo en el mínimo tiempo posible, es fundamental la comodidad y adaptabilidad cuerpo-paracaídas y los modelos “Crossfire” y “Safire” son los que se ajustan a estas características.

La superficie de estas campanas 'rápidas', comúnmente conocidas por su pequeñas dimensiones, oscilan entre los 99, 109 y 119 ft, para los Crossfire y de 139 ft y 149 ft dentro de los Safire.

Entre las principales características de estas campanas destaca la suavidad en el momento de la apertura, así como su alto índice de planeo debido a la configuración de las mismas. Se trata, según el modelo, de campanas elípticas o semielípticas.

Un duro entrenamiento es requerido para este tipo de prueba. Una media de 250 lanzamientos son necesarios para conseguir un nivel óptimo.

Cada competidor debe controlar a la perfección cada movimiento tanto en la formación de figuras como en la realización de los bloques donde no solo debe mostrar su habilidad en el aire, sino también ser capaz de controlar las fuerzas de la gravedad, resistencia y rozamiento para poder 'volar' al mismo nivel compenetrándose así con el resto del equipo.

La utilización del túnel de viento ubicado en la Base Aérea de Alcantarilla (Murcia) ha incrementado nuestro nivel de experiencia y preparación, lo que nos ha permitido optimizar la técnica en los movimientos.

Horas y horas de entrenamiento han conseguido que actualmente nos situemos dentro de los mejores equipos del mundo en Formación en caída libre, batiendo dos veces el Récord Mundial Militar de figuras en Formaciones en Caída Libre durante los años 1991 y 1997.

La última participación internacional representando a España fue durante los Juegos Mundiales Militares celebrados en Rio de Janeiro en 2011, consiguiendo el tercer puesto en la clasificación absoluta, y la sexta posición en esta prueba.

En las competiciones nacionales estamos en el primer puesto.

Cuatro saltadores salen al aire desde una altura de 3.200 metros formando una estrella y durante un tiempo de 35 segundos de caída libre, con una velocidad de descenso igual o superior a 250 km/h, realizan una serie de formaciones preestablecidas que repetirán sucesivamente. La habilidad del equipo es grabada por el cámara o quinto saltador.

Para la realización de esta prueba y al comienzo del campeonato se realizará un sorteo donde se establecerán las secuencias a realizar en cada salto. Estas secuencias son una serie aleatoria de formaciones, figuras y bloques contemplados en el reglamento de paracaidismo.

El equipo realizará una preparación en tierra memorizando cada secuencia con el fin de que las formaciones se lleven a cabo de forma automatizada.

La puntuación máxima del equipo se obtendrá mediante el visionado del salto por parte de cinco jueces quienes contabilizarán cada contacto realizado por el equipo en cada secuencia y penalizando aquellos que no cumplan las normas establecidas en el reglamento.

Esta prueba consta de un total de ocho saltos o mangas que, si por condiciones meteorológicas no puede llevarse a cabo, se realizarian un mínimo de dos para que la prueba sea válida.

Las clasificaciones se obtendrán mediante la suma de las puntuaciones del equipo en cada uno de los saltos.

El equipo campeón será el que obtenga la puntuación más alta.

"Ready-Set-Go!", palabras que darán inicio a la salida del equipo desde el avión CASA y a una altura de 3.000 metros.

En formación de 'estrella', figura marcada en el aire a través de una estela de humo, descendemos en caída libre durante 35 segundos.

Una vez próximos a la altura de apertura del paracaídas, nos soltamos y en un giro de 180º derivamos en 'flecha' para separarnos y tener una apertura segura.

Finalmente tomamos en la zona marcada para el aterrizaje entre el público congregado en la exhibición.

Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire